“Prefiero hablar poco y luego dar la sorpresa”

Daniel Juncadella, camino de la Formula 1.

21 años. De Barcelona. Ha dejado la carrera de ADE a medias. Actualmente es piloto de Mercedes en el DTM, Campeonato de Turismos Alemán. El pasado noviembre se proclamó campeón de Formula 3 EuroSeries. Y hace un año y medio ganó el Gran Premio de Macao, la carrera más emblemática en categorías inferiores. Página personal: www.danieljuncadella.es . Frase: “Hay que intentar ser el mejor, pero nunca creerse el mejor” – Juan Manuel Fangio (pentacampeón mundial de Formula 1).

Daniel Juncadella campeon F3“Las victorias siempre son compartidas, es un trabajo en equipo. Ya puedes ser muy bueno que si te ponen una rueda mal no puedes demostrarlo”.

GO

Daniel Juncadella está considerado una de las joyas del automovilismo de nuestro país. Los hechos, es decir, su palmarés, así lo apuntan. Por eso, le comento medio en broma que si sigue así en breves ya no le podría entrevistar porque dejaría de ser anónimo, pero me dice que “aún le queda mucho y hasta ahora tampoco ha sido nada destacable”. No es falsa modestia, es un chico con los pies en el suelo. Desde los trece años, cuando empezó a competir en coches, ha invertido muchas horas y recursos que ahora empieza a ver recompensados. Su carrera deportiva acaba de dar un gran giro al pasar a competir como piloto profesional de la escudería Mercedes en el DTM, el Campeonato Alemán de Turismos o, lo que es lo mismo, “la Formula 1 de los Turismos”. Este fin de semana se estrena en Hockenheim, la carrera inaugural del circuito. ¡Just GO!

He leído que te consideran el futuro Fernando Alonso…

Alonso sólo hay uno. Para mí es único, el mejor. Ojalá llegue el día en que gane una carrera de Formula 1 y pueda decir que siempre me he fijado en él.

De momento ya has sido campeón de Formula3.

Dicen que en principio quien gana este campeonato tiene su carrera deportiva asegurada; Hamilton, Hülkenberg o Di Resta lo ganaron en su día. Pero eso es sólo sobre el papel, eh, luego no tiene porque ser así. Aún me queda mucho camino para llegar a la Formula 1.

Esta temporada cambias el monoplaza por un turismo. ¿No te aleja de tu sueño de la Formula 1?

Al contrario, me acerca. Ahora paso a ser de una marca que tiene 3 equipos en Formula 1 – Mercedes, McLaren y Force India-. A base de hacer buenos resultados en DTM podría dar el salto a la Formula 1. Lo suyo sería competir en turismos dos o tres años e irlo compaginando con la Formula 1, siendo piloto de pruebas.

¿Te lo podrías permitir?

El campeonato está hecho de tal forma que nunca coincida una prueba del DTM con un Gran Premio del Mundial de Formula 1.

¿Sientes que tienes más presión ahora?

Este año nadie espera nada de mí, nunca nadie ha ganado en su primer año. No tengo presión por hacer resultados pero está claro que sí tengo muchas ganas.

¿Prefieres hablar en la pista?

Fuera de pista es mejor estar callado. Yo siempre he sido muy de “low profile”. Prefiero no hacer ruido, decir menos que más y así cada cosa buena que pasa es como una sorpresa.

Eso no quita que seas muy ambicioso.

Lo importante es llegar dónde uno quiere. Y a mí así es como me ha ido bien siempre. Cuando tenía diecisiete años un entrenador físico me dijo: “sé tú mismo, si quieres puedes”. Se me ha quedado grabado, tengo mucha confianza en mí mismo.

Seguro que nos das más de una sorpresa este año.

Personalmente me gustaría acabar la mayoría de carreras dentro de los puntos. Y si hago un podio ya será para tirar cohetes.

¿Te has preparado mucho esta pretemporada?

He estado entrenando como un triatleta: nadar, bici y correr. Aunque el coche es lo que te pone más en forma de todo. No puedes llegar a imaginar lo que pesa el volante y cómo cuesta girarlo.

¿Estás nervioso por empezar?

Aún no. Nervioso sólo estoy justo antes de que se ponga el semáforo en verde.

¿Qué se siente ahí?

Sientes el corazón en el cuello, la adrenalina a través de las pulsaciones.

¿Y en carrera?

Los nervios se van. Se corre con la cabeza. Hay que pensar más que conducir, la conducción tiene que ser automática.

A esa velocidad no puedes permitirte ningún fallo.

Es mucho más seguro de lo que parece. Desde Senna no se ha matado nadie. El único riesgo de excederse es arruinarle la carrera a un compañero.

¿Adelantar es sólo apto para chalados?

Hay un punto de locura pero también otro de prudencia. Lo que quiero decir es que no hay que dejarse llevar por la sangre caliente. Hay que saber cuándo arriesgar.

¿Cuál ha sido tu momento más especial en este deporte?

Sin duda la victoria de Macao hace un año y medio. Es una carrera única en un circuito urbano del estilo del de Mónaco. Compiten los treinta mejores pilotos del mundo de Formula 3. Fue increíble.

Cuéntame.

Llegué con una semana de antelación para adaptarme al cambio horario. Fui con mi hermano y los primeros días tenía mucho tiempo libre. Íbamos a los casinos; Macao es como el ‘Las Vegas’ chino. Cada día ganábamos e intuía que era mi semana. Empezaron los entrenos y quedé segundo y luego tercero pero en la última sesión me la pegué y quedé en el puesto catorce.

Se puso emocionante la cosa…

Sí. Además tenía una penalización de tres posiciones para la salida. Iba a salir el diecisieteavo en la prefinal. Pensé que se me había acabado el fin de semana… Me acuerdo que ese día también perdí todo lo ganado en el casino.

Mejor ser desafortunado en el juego y afortunado en el motor.

Jaja… todo cambió cuando por sorpresa me llamó el jefe de equipo y me dijo que al final salía undécimo porque habían penalizado a otros pilotos. Ahí reviví. Fue como estar otra vez en la lucha.

Por delante te esperaba un carrerón.

En la prefinal quedé sexto y luego en la final gané. Al cruzar la línea de meta me puse a llorar. Pensaba que esto de llorar era una bobada, lo típico que se dice. Pero, no, no, fue muy bestia.

Se te está poniendo la piel de gallina…

Es que no se puede explicar… Ganar allí es lo más grande para un chaval. Si hablas con un piloto de Formula 1, Hamilton por ejemplo, te dirá que fuera de la Formula 1 lo máximo es Macao.

Que la gloria te acompañe Dani.

Muchas gracias.

Dani Juncadella_Fernando Alonso

 

P.D: Si quieres tener un recuerdo de esta entrevista en forma de camiseta con la frase “Hay que intentar ser el mejor, pero nunca creerse el mejor”, click aquí.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s