“Los que aman a los animales tienen una sensibilidad especial”

Alexandra Cebamanos, voluntaria de la perrera.

26 años. De Barcelona. Vive con sus tres perros y dos gatos. Soltera. Estudió Derecho en Esade y un Máster de Derecho Animal y Sociedad en la UAB. Trabaja en una inmobiliaria. Vegetariana. Vota al Partit Antitaurí Contra Maltractament Animal (PACMA). Frase: “¿Qué fuera de este mundo sin perros? Lo mismo que tu vida sin sonrisas”. Anónimo.

Fiel amigo

Si dejas a una persona encerrada en un coche, cuando le abras, seguramente te cantará las cuarenta. En cambio, si dejas encerrado a un perro, cuando le abras, saltará encima tuyo loco de alegría. Este ingenuo ejemplo demuestra lo mucho que podemos aprender de nuestros amigos caninos. Alexandra reúne muchas de sus cualidades al estar enamorada de ellos desde hace años. El origen tiene nombre y apellidos: Robin Cebamanos Martínez. Es el cairn terrier que le regalaron a los diez años y que llegó a ser como uno más de la familia. Su recuerdo es imborrable, hasta el punto de llevar tatuado en el pie el tatuaje que su perro llevaba en la oreja. Cuando explica su extraordinaria relación con el mundo perruno, más de uno le ha tomado por “un poco loca” pero no se avergüenza de ello. De hecho, no se corta lo más mínimo porque “siempre existe la posibilidad de que a alguien le interese adoptar un perro”. En la perrera de Barcelona ya es toda una institución. Si los perros fuesen personas, serían como Alexandra.

En España los perros nos salen por las orejas, las perreras están llenas. Hay que adoptar en vez de comprar.

Sí. Aunque entiendo que atraiga más comprar un cachorro y verlo crecer…

A mí me regalaron mi primer perro cuando hice la comunión y no tengo ningún problema en reconocer que me lo compraron. Es la mejor inversión que ha hecho nunca mi madre porque lo fue todo para mí. Pero lo que no es normal es comprar a un amigo estando las perreras llenas de otros de su misma especie.

¿Los siguientes perros que ha tenido los ha adoptado?

Sí. Si lo piensa y encuadra bien, lo que tiene más sentido, cómo cuando uno conoce a su pareja, es que surja una química entre la persona y el perro que les lleve a juntarse. Los perros de la perrera están esperando a que alguien conecte con ellos…

¿Ha conseguido encontrar familia a muchos perros abandonados?

¡Uy! A muchos, es a lo que me dedico principalmente. Tengo un feeling especial por los que ya son viejitos, que son los que ya no quiere nadie. Trato de buscar yayas de Barcelona, que estén solas y tengan tiempo libre, que quieran adoptar un perro. Sigue leyendo